Número 225 - Zaragoza - Septiembre 2019
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

Wagner, en los semáforos

Los que hayan viajado a Berlín conocerán el ampelmännchen (“el hombrecillo del semáforo”), un peculiar diseño de la silueta de una persona que, en su color rojo o verde, indica, respectivamente, el paso o la parada de los peatones. Hasta tal punto es conocido el diseño realizado en los años sesenta del pasado siglo que hoy es todo un símbolo de la ciudad y un elemento de márquetin para imanes, bolsas o camisetas.

Tras el éxito berlinés, otras ciudades alemanas se lanzaron a tener sus propios semáforos personalizados, y que mejor manera de hacerlo que inspirarse en personajes célebres de la ciudad, como el filósofo Karl Marx en Tréveris, el humorista Otto Waalkes en Emden o los músicos de Bremen… en Bremen.

Esta moda parece haber llegado a Bayreuth, y cuatro concejales de la ciudad han propuesto que la silueta de Richard Wagner decore cuatro de los semáforos de peatones en el trayecto de poco más de un kilómetro que transcurre desde la estación de tren, en Bahnhofstraße, hasta el Festspielhaus, en la calle Siegfried Wagner.

Los diseños serían los realizados por el conocido dibujante y caricaturista Matthias Ose, afincando en Bayreuth desde 1992, y que ha encontrado en Richard Wagner una de sus principales fuentes de inspiración.

Según los promotores, el coste para la ciudad no sería muy elevado, ya que cada uno de los dos moldes, rojo y verde, cuesta unos 450 euros, a partir del cual se generarían cada duplicado por unos 8 euros.

No obstante, la propuesta deberá contar con la aprobación del Ministerio de Interior, ya que los diseños de los semáforos deben atenerse, por motivos seguridad, a un diseño claro que no confunda a los peatones. Hace años, una iniciativa similar en la vecina ciudad de Bamberg no consiguió salir a la luz por ese motivo.

septiembre 2019