Número 241 - Zaragoza - Enero 2021
NOTICIAS 



 Guía Bayreuth
 Nuevo
 Biografía
 Bayreuth
 Encuestas
 Libros
 Postoperatorios
 Trauermusik
 Premios
 Discografía
 Óperas y Dramas
 Efemérides
 In fernem Land...
 Intérpretes
 Leitmotivaciones
 Discos
 Entrevistas
 Wagnermaps
 WagnerStrasse
 La Risa de Kundry
 Incuestionables
 Menciones
 Acerca de...

 

El Festival de Bayreuth tendrá un formato reducido en 2021

El Festival de Bayreuth dio a conocer sus planes para la edición de 2021, tras haberse visto obligado a suspender la del pasado verano por la pandemia.

Si se cumplen las previsiones de vacunación en los próximos meses, para la última semana de julio, fecha habitual de comienzo del Festival, se estará cerca de la inmunidad colectiva, más aún en el rango de edad habitual en Bayreuth. Eso permitirá poder celebrar el evento musical, pero no sin ello aumentar las medidas de seguridad.

Hubertus Herrmann, portavoz del Festival, avanzó tres medidas, que se irán concretando conforme pasen los meses y siempre en función de lo que indiquen las autoridades sanitarias.

En primer lugar, se reducirá el aforo. De las casi 2000 butacas de las que dispone el Festspielhaus, solo estarán accesibles en un rango que oscilaría entre las 200 y las 1000. Esto hará aún más difícil conseguir entradas y reducirá los ingresos de taquilla para el Festival. Probablemente, disminuirá también la presencia de aficionados extranjeros, por la dificultad de planificar un viaje transfronterizo en una época de limitaciones en la movilidad.

En segundo lugar, se reducirá el número de funciones, aunque el objetivo será hacer el máximo posible, centrando así los esfuerzos en la mencionada reducción del aforo. Habitualmente se representan unas 30 funciones, aunque en 2018 y 2019 se alcanzó en récord llegando a las 32. Por el contrario, la primera edición del Nuevo Bayreuth, en 1951, tuvo tan solo 22, una de ellas la Novena de Beethoven.

Y en último lugar, se modifica la programación de títulos. Así, se mantienen los previstos Maestros, Tannhäuser y Holandés, pero se suspende Lohengrin, estrenada en 2018 en la producción de Neo Rauch y Rosa Loy, con dirección de Christian Thielemann. La importante presencia del coro sobre el escenario en esta ópera puede facilitar la transmisión del virus entre los cantantes, por lo que el caballero del cisne descansará hasta 2022, cuando incluso se planea que el coro cante en una sala anexa y se difunda con altavoces a la sala principal.

En cambio, sí habrá tres representaciones sueltas de La Walkyria, sin sus dramas hermanos, con un elenco que todavía no ha trascendido. Se repite así la fórmula con la que en 2018 debutó Plácido Domingo como director en Bayreuth.

Aunque de forma incompleta, esta versión reducida permitirá a Bayreuth volver a la normalidad. Todo un alivio no solo para los aficionados sino también para las arcas del Festival, que el pasado verano dejó de ingresar cerca de 15 millones de euros por su cancelación.

enero 2021